Experiencias - Aloe Vera Artesana - Tienda online de productos ecologicos

linea
aloe vera artesana
Mostrar mi compra
logotipo de aloe vera artesana
EL ALOE VERA ES UN ALIMENTO QUE CURA Y EMBELLECE
Vaya al Contenido
SOBRE ALOE VERA
______________________________
EXPERIENCIAS, PIEL.
 
 
En la aplicación de Áloe para tratar problemas cutáneos como dermatitis, eccemas, incluso psoriasis, he recibido infinidad de satisfacciones. Uno de los retos lo protagonizó una chiquilla que apareció en un programa de televisión, de unos ocho años, con una extraña afección en la piel. Su familia solicitaba ayuda, ya que los médicos habían catalogado su dolencia dentro de las denominadas enfermedades raras, sin vías de solución. La piel de la niña evocaba a la de una serpiente, y su mal le dificultaba incluso dormir por las noches. La pequeña aspiraba tan solo a ser una niña normal.
Contacté con la familia y les hice un envío de crema con el 90% de áloe vera, elaborada con gel puro y su pulpa, con el deseo de que las propiedades de la planta regenera la piel de la niña. Añadí lo beneficioso que podría resultar que la pequeña tomara, además, el gel de áloe ingerido.
La mayoría de los problemas de piel se manifiestan por alteraciones del sistema nervioso. En el gel de áloe vera se encuentran los principios activos que pueden regular el sistema nervioso, manganeso, vitamina B1 – B3  y B6.
Para conciliar el sueño: el gel áloe vera contiene triptófano. A través de este se produce la serotonina: La serotonina es una sustancia química que es producida por el cuerpo humano. Funciona de neurotransmisor inductor del sueño. En la misma función el triptófano produce la melatonina: La melatonina es una hormona que se produce en la glándula pineal y que se encarga entre otras funciones de inducir y controlar el sueño.  Por lo tanto, tomándolo de noche, puede facilitar el mismo.
Muchas de las enfermedades denominadas raras están relacionadas con el sistema inmunológico. En el gel de áloe vera se encuentra acemanano: un munucopolisacarido que ayuda a regular el sistema inmunológico.
Por todas las razones expuestas, quizá se podía ayudar a encontrar solución a las dolencias de la niña de forma natural y sin ningún tipo de riesgo de efecto secundario.
Durante un tiempo continué haciendo el envío de los productos de Áloe. En un nuevo reportaje televisivo posterior se mostraba la regeneración de la piel de la niña.


EXPERIENCIAS, PROBLEMAS BUCALES
En 1939, el Dr. Frédérick Mandeville, profesor de la facultad de Medicina de Virginia, trató con gel de áloe a un paciente de 54 años que sufría de una grave úlcera bucal.
A dicho paciente, tras haberle sido cauterizado un tumor en la boca, le habían aplicado radio y rayos X. Estos tratamientos le causaron una enfermedad en las encías que llevaron a la extracción de todas sus piezas dentales.
Tres meses después del último tratamiento de radiación, la parte derecha de su lengua y de  presentaba una enorme úlcera de más de 5 cm de diámetro, hasta el punto de que hueso de la mandíbula había quedado expuesto, lo cual le ocasionaba terribles dolores.
Comenzó a ser tratado con la pulpa de áloe vera recién extraída de las hojas. Debía mantenía el áloe líquido en la boca durante largos periodos de tiempo al día, en el transcurso de dos meses. Desde los primeros momentos los dolores dejaron de afligirle y muy pronto el tamaño de la úlcera comenzó a reducirse. A las diez semanas no quedaba rastro de ella.
La lectura de este caso me impulsó a aconsejar a un sobrino, al que durante un tratamiento odontológico le descubrieron un problema similar al referido. A mi sobrino le recetaron botellas de enjuagues bucales. Le animé a utilizar el gel de áloe vera y ldecidió aplicárselo. Un día me enseñó las botellas que le habían recetado y que mantuvo cerradas, sin usar, en el botiquín de su casa. Me compartió que tras los enjuagues con áloe, durante las visitas médicas periódicas, el doctor comprobaba el buen estado de las encías. Mi sobrino continuó con el áloe vera y sus excelentes resultados, que nunca presentó ninguna anomalía en su tratamiento.
En otra ocasión, a una persona de mi entorno le extrajeron siete piezas dentales en una misma sesión. Le recetaron medicamentos. Utilizó, además, el gel de áloe como enjuague bucal. Tres días después debía volver a la consulta de su médico, quien muy sorprendido ante una cicatrización tan rápida le preguntó con qué se había tratado. En principio le respondió que había tomado las pastillas que le había recetado. El doctor le informó que la medicación prescrita era para evitar la infección y no para la cicatrización.
Entonces mi conocido se decidió a explicar que además había estado haciendo enjuagues bucales con el gel de áloe vera. El doctor hizo venir a varios colegas, para que asistieran a los resultados que su paciente había obtenido con el áloe vera.
Tras estas experiencias, cuando los clientes me preguntan sobre las utilidades del gel de áloe vera, entre las múltiples aplicaciones, suelo explicar la efectividad contra los problemas bucales, como las úlceras o llagas, y sobre todo para la Gingivitis. Varios clientes (hoy en día amigos), cuyas piezas dentales iban a serles extraídas debido a la enfermedad de sus encías, que decidieron aplicar el gel de áloe vera de manera constante, conservan su dentadura y sus encías continúan sanas.
Mi recomendación es utilizar el gel de áloe vera como enjuague. También se puede depositar el gel en el cepillo de dientes, tal como hacemos con la pasta dental. Frotamos y experimentamos que hace espuma. La expulsamos y nos enjuagamos. También es efectivo no aclarar y dejar que el resto actúe en nuestra boca, incluso a la hora de acostarnos, permitiendo que el gel cuide de nuestras mucosas bucales.
Son muchos los clientes para quienes, hoy, su dentífrico es el gel de áloe vera puro.        


                                                                                                
EXPERIENCIAS, NEFROLOGIA.
Tal vez este relato sea una de los que más satisfacción me ha producido a lo largo de los muchos años dedicados al mundo del Áloe Vera, aunque cada experiencia ha sido gratificante por el simple hecho de querer ser compartida por sus protagonistas. Lo que distingue a esta experiencia es el informe de un hospital. La propia paciente, agradecida, quiso hacerme llegar su evolución a través de su historial clínico, que conservo desde entonces.
Tras haber pasado muchos años en tratamiento, Violeta -así es como le gusta que se le llame-, es una de las personas con más vitalidad que conozco. No  son necesarios demasiados calificativos. Basta repasar el informe que compartimos, lo suficientemente explicito. Me  lleva a preguntarme con frecuencia la razón por la que especialistas de la medicina desconocen, se han olvidado o dejaron de prestar atención a las posibilidades que nos brinda la naturaleza. Violeta experimentó vívidamente los efectos de una planta: Áloe Vera.


EXPERIENCIAS, CÁNCER.
Esta mañana me he despertado con la noticia de que uno de cada tres españoles desarrollará la enfermedad del cáncer. El Dr. M. Moss, con más de veinte años en la lucha contra el cáncer, en unas declaraciones a la revista Health Naturally, manifestaba que el actual tratamiento de quimioterapia definitivamente no confiere más años de vida al paciente. Muchos somos los que nos preguntamos por qué la investigación médica no estudia los efectos de el chaparral, el ginkgo biloba o el áloe vera. Existe gran cúmulo de evidencias sobre el efecto beneficioso de estas plantas.  Un estudio honesto, no de los que se preparan de antemano para hacer ver que las plantas son ineficaces, podría contribuir a la demostración de que estas plantas rehabilitan y potencian el sistema inmunológico, mientras que la quimioterapia lo debilita y lo destruye.
En lo que respecta al áloe vera, las evidencias sobre los efectos anti cancerígenos de algunos de sus componentes no son nuevas ni tampoco anecdóticas.  Hace ya más de cincuenta años se demostró que ciertos polisacáridos del áloe vera, propiciaban una notable actividad antitumoral. Las investigaciones realizadas en la Universidad de Texas por los doctores Ian Tizard (inmunólogo) y Maurice Kemp (virólogo) han demostrado que los polisacáridos mucilaginosos del áloe vera -sobretodo el acemanano-, afectan beneficiosamente a los macrófagos, estimulando la liberación de citokinas (interferones, interleukinos, prostaglandinas, factor de necrosis tumoral y factores de control del crecimiento celular), substancias todas ellas claves en la artillería corporal anticáncer.
Durante 35 años fueron muchos los científicos que trabajaron con los polisacáridos del áloe vera, pero no fue hasta el año 1985 , cuando Bill McAnalley logró aislar  el acemanano, describiendo seguidamente  junto al Dr. McDaniel sus cualidades para tratar más de cien enfermedades distintas. El acemanano es uno de los principios activos que la planta produce en el 0,5 % de la sustancia sólida que la planta produce en el gel. Por ello es fundamental que el gel para ingerir lleve la pulpa.
Esta estadística atribuye la enfermedad del cáncer al tabaquismo, sedentarismo, hábitos poco saludables, la obesidad etc. Podríamos preguntarnos además acerca del sistema actual de cultivo, masivo, con abonos químicos y plantas transgénicas; cuestionarnos la alimentación animal para consumo humano, con sistemas de engorde también químicos.
Mi experiencia me lleva a aconsejar tomar el gel de áloe vera de manera habitual, o hacerlo al menos durante determinadas temporadas, para que nuestro organismo se encuentre protegido por las defensas y con un sistema inmunológico activo.
La universidad Linus Pauling de California, tras estudios realizado sobre el áloe vera, concluyó que ingerir áloe vera resulta tan beneficioso para el organismo del ser humano que deberíamos incluirlo en nuestra dieta desde la lactancia.
(Fuente Áloe Vera. Neil Stevens - 1997 - ‎Health & Fitness)


EXPERIENCIAS, ENFERMEDADES DEL CROHN.
La colitis es una inflamación del colon, que puede degenerar hasta formar úlceras, las cuales a su vez puede llegar a perforar las paredes del intestino grueso.
El Crohn  es una enfermedad de las denominadas raras, de la misma forma que ocurre en la enfermedad de Lupus. El sistema inmunológico en lugar de defender nuestro organismo, inesperadamente se rebela contra el mismo para destruirlo.
Hace bastantes años los Laboratorios Carrington realizaron experimentos con el gel de áloe vera. Estos estudios parecía indicar que el gel de áloe puede ser, con gran diferencia, el mejor de todos los tratamientos existentes en la actualidad para las enfermedades a las que nos referimos.
Los requerimientos para su autorización oficial por parte del FDA -Fundación en el proceso de aprobación de los medicamentos y alimentos de EE.UU.- nunca han tenido respuesta.
Estudios realizados por Bravo y D´amico se centraron en la corteza de la hoja de áloe vera y en especial en la concentración de antraquinonas, (aloína, barbaloina, isobarbaloina y antranoles) presentes en la corteza. Descubrieron que:
·         al igual que ocurre con los antibióticos sintéticos, las antraquinonas del áloe aisladas pueden resultar tóxicas
·         sin embargo en combinación con todos los demás componentes naturales de la planta carecen totalmente de toxicidad
Las antraquinonas tienen un amplio espectro de funciones. Se sabe que son potentes antibióticos con propiedades bactericidas y antivíricas, y al mismo tiempo actúan como analgésico.
Es conocido que el gel de áloe vera regula la función intestinal (reduce la acidez, normaliza el PH y favorece el equilibrio de las bacterias gastrointestinales).
Toda esta información, junto a mi experiencia en el mundo del áloe, me llevó a extraer la corteza de la hoja de una forma muy cuidada, para que sus propiedades no se vieran afectadas y poder utilizarla en infusión. La ofrecí a personas conocidas que padecían enfermedades tanto colitis como Crohn. Los efectos beneficiosos en muy poco tiempo son compartidos como sorprendentes por todos aquellos que toman la infusión.
La mayor satisfacción  llegó cuando, tras varios años, uno de estos amigos que decidieron seguir el consejo, consiguió una mejoría por la cual los doctores le han reducido en más de un 50% la ingesta de medicamentos contra su enfermedad.
Al mismo tiempo, el equipo del hospital donde es habitualmente atendido le ha solicitado que forme parte de un estudio que llevan a cabo sobre enfermedades raras, dada la beneficiosa regeneración que han testado en su intestino.


EXPERIENCIAS, CORTEZA.
Un señor entró en el establecimiento que teníamos en Logroño y nos compartió que había sufrido un accidente hacia más de dos años: un fuerte golpe en la rodilla cuya herida acabó infectándose. Aplicó los tratamientos prescritos, pero la infección no solo no remitía, si no que la falta de movilidad en la rodilla le obligaba a usar silla de ruedas. La herida tenía realmente un aspecto impresionante.
Había asistido a una clínica, en una provincia cercana, especializada en cicatrización,  lamentablemente sin conseguir resultados ni mejoría.
El consejo fue que aplicara la corteza de una hoja de Áloe recién pelada cubriendo toda la herida, en forma de cataplasma. Debía mantenerlo durante una hora y al desprenderlo, permitir que la herida se oxigenase al aire durante diez minutos. La cura debía realizarse  dos veces al día.
No había transcurrido un mes cuando dicho señor acudió a nuestra tienda sin silla de ruedas, caminando por su propio pie, con ayuda tan solo de unas muletas. Su mejoría fue tal que había podido comenzar la rehabilitación de la rodilla, algo que le había resultado imposible durante los dos años y medio  anteriores.
Cuando me solicitan consejo sobre ulceras o heridas difíciles de curar, les remito al mismo procedimiento.
Estaba trabajando en Baza, un pueblo de Granada, cuando se me acercó una señora con su nieta de la mano. Dudaba si estaba ante la misma persona que años antes le había regalado hoja de Áloe para su madre.  Años antes, al explicarme que la madre sufría de una herida en una de sus piernas y temían la próxima amputación, le recomendé el procedimiento arriba explicado. En esta ocasión, la señora que se acercó con la niña, quiso compartirme que su madre había fallecido, si, “pero la cuidamos con la hoja de Áloe, y al fallecer, tiempo después, mi madre lo hizo con ambas piernas”.
En otras ocasiones también he recomendado realizar la misma operación  a personas que sufrían fistulas, y lo que me comparten los usuarios de la planta, son los buenos resultados de su aplicación
La clave de este tipo de cura se encuentra en las antraquinonas, cuyos efectos no serían posibles sin la combinación con la lignina: La lignina es una substancia muy abundante en las células parenquimatosas de la pulpa del áloe. Su cualidad más notable es la de penetrar en los tejidos con gran facilidad, transportando con ella a otros elementos. En estos casos las antraquinonas, cuya acción es conocida, accede con ayuda de la lignina a las profundidades de la herida, empezando a curar desde la parte interior, extrayendo la infección sin permitir que la herida cierre externamente con ella dentro, permitiendo un efecto limpiador de dentro a fuera altamente eficaz.


DIRECCIÓN:

ALOE VERA ARTESANA
Ermita nueva, 28
18500 Guadix (Granada)

barra de separacion
Pedidos 646667007
Correo: aloeveraartesana@aloeveraartesana.com
barra de separacion
DIRECCIÓN:

ALOE VERA ARTESANA
Ermita nueva, 28
18500 Guadix (Granada)

Regreso al contenido